Entradas

Entrada destacada

“Palo y zanahoria” VS. “Sobreprotección infantil”

Imagen
Volvamos unos cuantos años atrás viajando por el tiempo. Justo a la época en la que estás jugando con tus compañeros de quinto de Educación General Básica y habéis hecho una trastada gorda. Ahí. Para la cinta.
El juego al principio parecía divertido, ¿verdad? Eso es lo que tiene la infancia, que no sabemos aún distinguir lo divertido de lo peligroso, o al menos no tendríamos por qué saberlo: meterle un petardo encendido en la capucha de la chaqueta de Manolín, el niño de tercero de EGB, sonaba realmente tronchante. No nos deteníamos a pensar en las consecuencias, sólo contaba la acción y la diversión. Las risas. Imaginarnos su cara al asustarse…
Pero cuando viste cómo lloraba porque se había hecho una quemadura en el cuello, dejó de parecer una broma simpática. Y cuando salieron los profesores y llamaron a continuación a tus padres, todo pareció una idea pésima.
No abandonéis aún esa época y haced memoria: ¿os acordáis del castigo? Es difícil de olvidar. Encerrado en la habitación con l…

“SOMOS LAS PERSONAS QUE VIVIMOS DENTRO DE UNA CAMISETA”

Imagen
Levanté la vista del periódico. El titular me había parecido tan pueril, tendencioso y malintencionado que el desayuno amenazó con escapárseme de mi estómago. Era increíblemente tosca la asociación de ideas que pretendía hacer creer al lector: inmigrantes eran igual a parásitos menos oportunidades de trabajo multiplicado por delincuencia dividido por justicia.
Me conmocionó tanto leer primero el titular y luego el montón de mierda camuflada de caracteres de imprenta, que me apresuré a ducharme, vestirme y sacar por enésima vez la pancarta que tenía escondida en el armario para ocasiones así. Esa que rezaba “STOP MENTIRAS. SOMOS PERSONAS, NO TÓPICOS”.
Nada más bajar por las escaleras del viejo edificio donde vivía, me topé con dos vecinos jóvenes que habían venido hacía relativamente poco a vivir al primero-efe-escalera-dos-puerta-tres. Era una pareja gay exquisitamente educada, respetuosa…y por lo poco que había hablado con ellos, muy culta. Como íbamos todos con prisa sólo me dio tiemp…

MONÓLOGO: "iPods, i-MBÉCILES y Casettes de Dos Pletinas".

Imagen
Los tiempos cambian...Antes todo era muy sencillo. Sin complicaciones, sin comeduras de coco, sin esa mierda que llaman “políticamente correcto”.A una persona que se le llama hoy en día “ser asocial” antes era un “modorro”, a un niño “hiperactivo” se le llamaba “niño de los cojones” y a lo que hoy en día se le llama “educación proactiva” antes era “correr al niño a cintazos”. Todo era sencillo, predecible...Lo mismo pasa hoy en día con la música.Sólo había dos formas de escuchar música: en la radio o en el “casete-de-dos-pletinas”.Punto.No había más!! Que no lo había, coño!!!Que querías escuchar lo último: los40. Que querías volver a escuchar lo último: el casete-de-dos-pletinas!!Ahora está el ipod,el ipad,el iphone,el i-mbecil del vecino cantando y el i-nútil del Bisbal...además del ordenador, el DVD, y un montón de inventos con muchos botones, de los cuales sólo usas uno o dos. A lo sumo!!¿Y qué decir de los estilos musicales?En mis tiempos sólo había tres tipos de música: la de bai…

MONÓLOGO: "Salir de Marcha"

Imagen
Yo, como ésto de la juventud lo estoy dejando, me da igual y lo digo: el 99,95% de las veces que sales de marcha es un coñazo. ¿Pero por qué seguimos saliendo?
Pues porque siempre pensamos: "¿Si no salgo... y luego pasa algo emocionante...? Y, sobre todo, ¿y si ligo?". Sí, porque no falla: basta que un día no salgas, para que te digan tus amigos: --¡Tío! ¡Ayer fue la leche...! Acabamos con unas holandesas bailando en un tren de lavado, mientras una orquesta tocaba para nosotros en puñetero “Requiem de Mozart” y diez Unicornios nos saludaban desde la Castellana!! Te lo perdiste!!
Y tú pensando: "Joder, y yo como un imbécil en casa viendo el programa del Jorge Javier.. que me lo podría haber grabado". Así que, claro, el sábado siguiente, aunque pienses que va a ser un rollo, sales. Y esto es lo que realmente ocurre en casi todas las noches de marcha:

Diez de la noche. Quedas con toda la peña para cenar. Y siempre elige restaurante un tío al que yo llamo El Scotex. Sí,po…

"Prensa de Fastfood, democracia y grasa de bocadillo"

Imagen
Aún me acuerdo de esa agradable sensación de bajar al quiosco y entre los estantes que tenía el señor Antonio ponerme a rebuscar mi periódico favorito entre la prensa diaria. Ese olor a papel de imprenta mezclado con el aroma dulzón de las chuches presagiaba una lectura matinal entretenida. Sí, hace años, pero tampoco muchos. Uno nació cuando mandaba Franco y los demás decían amén, pero juro que no conocí a Marco Polo. Soy joven. Menos de lo que creo, pero lo soy.
Estaba hablando de los tiempos en los que los periódicos se podían leer de línea en línea y hacia abajo, siempre sabiendo que, a pesar de tener que leer entre líneas (y válgame la redundancia), te daban un cierto margen para la crítica personal. Era eso: un titular explicado con datos y desglosado con cifras objetivas. Frías. Sin el calor de la opinión del periodista (para eso estaba la Columna de Opinión) pero supongo que el acto de leer una noticia es el deseo de pasar frío. Dicen que la objetividad es aséptica. Bien, estoy…

"El Devorador de Marginales" (Una Reflexión sobre la Desigualdad Social)

Imagen
Los buitres están sobrevolando los restos de lo que queda. No queda mucho, la verdad. El viento del sistema comienza a esparcir las cenizas.Mientras los buitres se reparten la carroña, nosotros seguimos mirando al cielo. Esperamos un Mesías. Un Salvador que no llega, ni llegará. En esta vida monetizada, en el que todo tiene un valor relativo, no hay Mesías que valga. La verdad es que somos muy pocos los que miramos al cielo. Tenemos fe ciega. Ansiamos un cambio, una revolución pacífica…pero no llegará. Hemos tirado las armas.La gran mayoría, desde hace un tiempo, han dejado de mirar al cielo. Observan el suelo con creciente apego. Son los realistas. No hay nada más cierto que el suelo que une nuestros pies a la vida terrenal. Ellos creen que el Mesías se ha dormido. Un gran número le cree muerto. Pero la gran mayoría SABE que nunca existió.Sales a la calle. Y observas. Sólo observas. Durante un instante miras al cielo, pero está oscuro. Es de noche y hace frío. Y observas. Al otro lad…

"El rebaño, los Cerdos y los Diamantes"

Imagen
Érase una vez una piara de cerdos a los que les gustaban los diamantes. No de cualquier clase, sino los más caros.
Poco a poco, a esa piara se fueron uniendo más y más cerdos. Unos eran gordos y otros estaban en ello.
La piara estaba en lo alto de una colina desde la que se divisaba todo el valle. En el valle trabajábamos nosotros, los miembros del rebaño.

Desde el valle sólo se podían ver dos cosas: la mina de diamantes y los árboles que tapaban estratégicamente la cima de la colina. No era casualidad. A los cerdos, aparte de los diamantes, sólo había una cosa que les gustaba más: esconderse. No les gustaba ser vistos.

La mina de diamantes estaba ubicada en la parte más peligrosa del valle, entre dos grandes riscos llenos de maleza. El río incomunicaba la mina con la zona del rebaño y sólo era posible cruzarlo a nado. En el río morían todos los días muchos miembros del rebaño, pero el miedo a los gritos de la montaña eran mayores al riesgo de morir ahogado.
Todas las noches, de entre la a…

"Melodía de un Crimen Perfecto" REDUX

Imagen
Día 1 de la Investigación. Residencia de los Miralles:

“¿Cuánto tiempo tarda en vengarse un muerto del asesino? Supongo que depende de lo que tarde uno en enloquecer.El hombre que ves aquí tendido en la cama. Mírale los ojos. Las pupilas muy dilatadas delatan locura. Y pánico.Ya has visto que en el garaje no había nada: ni cadáver, ni sangre ni nada. Hemos comprobado que fue allí donde mató a su mujer. Con un hacha debería de haber mucha sangre. Pero está limpio.En la cocina hemos visto algún rastro: guantes de látex manchados y amoniaco. Sabemos que la mató esta noche. Pero ni rastro de la mujer ni del hacha.Dice el sargento que en el baño hay algo extraño. Unas letras en el espejo. Sí, letras escritas con la única sangre que hemos encontrado: la de este hombre.¿Qué pone, te preguntarás? Es curioso. Parece una broma si no fuese por la cara de este desdichado. Murió loco, sí. Pero tampoco tiene heridas ni hemorragias, así que esta sangre, a pesar de los resultados del laboratorio, no e…